<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, septiembre 30, 2012

Un Boca sin brillo cosechó un empate opaco

Boca Juniors 1 - San Martín (San Juan) 1

Otra floja actuación y dos puntos importantes que quedan en el camino. El presente xeneize es preocupante, y hoy nuevamente se vio a un equipo opaco que no supo aprovechar la superioridad numérica para vencer a un rival que, a priori, se mostraba como accesible.
El primer tiempo de Boca fue flojo y el gran protagonista fue el Flaco Schiavi. Primero, porque convirtió el penal con el que los sanjuaninos se pusieron en ventaja: luego, porque tuvo el empate en sus pies desde los doce pasos pero remató su penal afuera; y finalmente, porque con el amor propio que lo caracteriza se asomó al área rival y empató el partido con un inusual remate desde afuera del área. ¿Los sanjuaninos? Una llegada, penal y a cobrar. Pero el primer tiempo les dejó una huella, o mejor dicho, un hombre de menos.
Boca tuvo todo el segundo tiempo para aprovechar el hombre de más y lograr el ansiado triunfo. De movida, Falcioni metió mano al banco y salieron Rivero y Somoza (ambos, de muy flojo rendimiento) para cederle el lugar a Chávez y Paredes. El conjunto xeneize buscó durante todo el complemento, muchas veces con más empuje que fútbol, pero jamás pudo encontrarle la vuelta al partido. Orión fue un espectador de lujo; los laterales fueron siempre al ataque y Viatri jugó como para voltear a Falcioni (¿ironía o realidad?).
Una vez consumado el empate el estadio explotó en un grito de bronca: "Riquelmeeeee". ¿Mensaje para Falcioni? Probablemente. Pero también los dirigentes y muchos jugadores deben levantar el tubo y atender, la concha bien de la lora. Esto es Boca, y Boca está por encima de todo y de todos. Si un jugador está en un nivel flojo, al banco o a la reserva. Y si alguno no pone lo que hay que poner para perjudicar al técnico de turno, al paredón.

Etiquetas: