<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

miércoles, noviembre 07, 2012

Caída libre al Viaducto

Boca Juniors 0 (3) - Arsenal 0 (4)

Advertencia: la calentura e impotencia que siento en este momento puede provocar un análisis desencajado, irracional y lleno de exabruptos. La permanencia del lector frente a la pantalla corre por su exclusiva responsabilidad.
¿¡Recuerdan ustedes, mis fieles seguidores, alguna final perdida por Boca en donde se haya jugado tan mal como hoy!? Les advierto que les será muy difícil. Ni siquiera el flojo partido ante el Corinthians fue tan pobre como lo visto en esta noche catamarqueña (al menos, allá fuimos visitantes).
Boca no creó prácticamente una puta situación de peligro en 90 minutos, y la única razón por la que llegamos a los penales tiene seis letras: SUERTE. Tranquilamente pudo (y debió) Arsenal haberse quedado con el partido en el tiempo regular; de no haber sido por los palos o la fortuna.
Al menos pensé, luego de este dolor de ojos para los amantes del fútbol y dolor de alma para los amantes del xeneize, en los penales sacamos nuestra estirpe copera y agrandamos nuestras vitrinas. Nuevamente estaba equivocado. Ustari atajó dos remates, pero Caruzzo, Paredes y Colazo no pudieron convertir y fue el conjunto del Viaducto quien se quedó con la primera edición de la Supercopa Argentina.
Lo de hoy fue una verdadera falta de respeto al hincha boquense. No tengo dudas: es un partido que debe marcar un antes y un después, y habilitar la escoba. Pese a quien le pese. Caiga quien caiga.

Etiquetas: