<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, octubre 24, 2010

Un gran bostezo

Independiente 0 - Boca Juniors 0

Sin dudas, uno de los peores partidos del campeonato. Pobrísimo lo de Boca e Independiente, que no por nada están donde están en la tabla de posiciones. El Rojo fue un poco más, y cuando los xeneizes nos quedamos con uno menos el empate lo terminamos viendo con mejores ojos.
Alguno dirá que mantuvimos el arco en cero, pero la realidad es que Lucchetti hizo agua por todos lados. Pero hoy se jugó mal y no se salva nadie.
Dando vuelta la página de fútbol, es momento de hablar de folclore y otras yerbas. ¡Qué lindo es jugar con Independiente! ¡Qué lindo recordarles que son hijos nuestros! Refrescarles el campeonato que le arruinamos hace 6 meses. Ver cómo expresan su envidia a través de hechos xenófobos como tirar bolas de fraile o paraguas de chocolate, como si fuera insulto ser boliviano o paraguayo. ¡Qué lindo sentir que tratan de ofendernos, cuando en realidad no hacen más que recordarnos lo importante que somos para ellos! (y aún en uno de los peores momentos futbolísticos de nuestra historia). En fin, ¡qué lindo disfrutar de la amargura roja!

Etiquetas: