<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, marzo 20, 2011

Se agotó la paciencia

Boca Juniors 0 - Olimpo 2

Lamentablemente lo dije hace una semana y se cumplió: ¡se acabó la paciencia, muchachos! Boca volvió a jugar mal y cayó nuevamente como local, en esta ocasión, ante Olimpo. Ni la vuelta de Riquelme, por lejos el mejor jugador xeneize, fue suficiente para cortar este maleficio. Y sobre el final la gente explotó, como era de esperar. Insultos, silbidos y una clara reprobación a todos y a todo. No se salva nadie: ni dirigentes, ni jugadores, ni históricos, ni cuerpo técnico. Todos, en mayor o menor medida, son responsables de este triste presente. Y no me vengan con retórica ni con eso del clásico aguante xeneize en las tribunas. ¡Ninguna otra hinchada hubiera aguantado la mitad de lo que venimos aguantando! Más de dos años de malos resultados y el hincha de Boca bancó como nadie al equipo. Pero hoy la gente dijo basta. Olimpo vino a hacer su trabajo y lo hizo bien. De hecho, anotó tres tantos pero por un error arbitral las estadísticas dirán que el flojo García sólo recibió dos. Por nuestro lado, el buen trabajo de Román no pudo ser aprovechado por el resto del equipo, sobre todo por nuestro 9, que tuvo algunas claras gracias a mágicas habilitaciones de Riquelme. ¡Volvé Palermo! Y aquí comparto con ustedes mi mayor preocupación. Si en su regreso, luego de meses de no estar en plenitud, y aún en desventajas físicas y sin pretemporada Riquelme es por lejos el mejor jugador xeneize, algo muy malo pasa con el resto de nuestro plantel. Personalmente pienso que no tenemos el equipo del que muchos hablan sólo al ver los nombres propios. La situación boquense es cada vez más preocupante. Con tan pocas fechas disputadas y tantas por venir, ahora restar pensar en una campaña de varios puntos para armar un colchón de cara a la próxima temporada, donde vamos a arrancar desde una posición atípica en lo que respecta a nuestro promedio de descenso. Que nos habituemos a esto, es más doloroso que las derrotas en sí.

Etiquetas: