<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, diciembre 05, 2010

Erbes destapó la cerveza

Boca Juniors 1 - Quilmes 0

¡Cómo le cuesta todo a Boca, viejo! Porque en otro momento, un partido como el de hoy se ganaba 3-0 y sin despeinarnos, pero cuando uno no liga todo se hace muy cuesta arriba.
No se habían cumplido 5 minutos de juego y Monzón reventó el travesaño. Un rato más tarde, un tiro libre y dos cabezazos en el área no fueron gol por centímetros. ¡Ni las frases hechas funcionan para Boca este año! Pocos minutos después, Galíndez le tapó un remate a Chávez y la mandó al tiro de esquina, negándole nuevamente el gol al xeneize. Y hasta Palermo la tuvo donde no perdona, pero su cabezazo se durmió en el techo del arco. Y como si fuera poco, el pichón Araujo también se topó dos veces con la solidez del arquero visitante, quien era el único responsable de sostener la igualdad parcial. ¡Parecía que no sería la tarde de Boca!
Luego de un dominio tan claro en la primera mitad, la incógnita sería ver si los boquenses podrían repetir lo mismo en el complemento, porque realmente de hacerlo sería difícil que los visitantes pudieran aguantar la valla invicta. Sin embargo, Boca no se encontró con las mismas facilidades. Pero cuando los caminos se empezaban a cerrar cada vez más, apareció Erbes quien tomó un rebote y desde afuera del área venció al casi inexpugnable portero quilmeño.
Valioso triunfo, amigos. Se le ganó a un rival débil pero que venía en alza, se sumaron tres puntos más, pero por sobre todo, se hizo valer la localía y respetar la Bombonera, lo cual no es poca cosa a juzgar por nuestro pasado reciente. ¡Brindo por eso, entonces! ¡Y con una Quilmes!

Etiquetas: