<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

sábado, marzo 12, 2011

Otra clásica derrota

San Lorenzo 1 - Boca Juniors 0

El abismo de Boca parece no tener fin. Sin caer en un sincericidio, debo admitir que no es sorpresa perder contra San Lorenzo, o directamente que no es sorpresa perder (en base a los últimos dos años que estamos padeciendo). Pero lo que realmente me sorprende y preocupa es que estamos perdiendo partidos cuando no lo merecemos, y no precisamente por méritos propios. Al igual que contra Vélez, hoy el resultado que mejor le calzaba al encuentro era un empate. De hecho, ambos equipos tuvieron un desempeño pobrísimo. Pero San Lorenzo tuvo a Aureliano Torres que desde más de 30 metros clavó un terrible bombazo, y a llorar a la iglesia. Para colmo, nosotros tenemos a Javier García en el arco, que aunque esta vez no tuvo tanta responsabilidad en el gol, nuestra casaca número 1 le queda gigante.
En cuanto a jugadas, al margen del gol los cuervos tuvieron un tiro libre del propio Aureliano Torres y un cabezazo de Bottinelli en el palo. Y paremos de contar. Por otro lado, nosotros tuvimos una de Chávez en el primer tiempo y un par de cabezazos de Palermo en el segundo, aunque hubo más de amor propio que de claridad. Eso sí, no puedo omitir el clarísimo penal que Migliore le hizo al delantero xeneize tras su mala salida en un centro. Pero claro está que pese a los malos arbitrajes que estamos sufriendo, la culpa de nuestro presente está más puertas adentro que afuera.
El próximo partido es clave. Tenemos que ganar de local sí o sí, a como dé lugar. Esperemos contar con Riquelme y que Falcioni le encuentre la vuelta para armar un equipo ofensivo y con más juego, sin perder equilibrio del medio para atrás. La paciencia se está agotando, muchachos.

Etiquetas: