<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, febrero 13, 2011

Se acabó el verano

Boca Juniors 1 - Godoy Cruz 4

Esta debía ser la tarde. Luego del muy buen torneo estival y la llegada de buenos refuerzos, Falcioni se preparaba para estrenar a su nuevo Boca en el inicio de un nuevo torneo. Y como si faltara poco, otro agregado más: el regreso de Román luego de una larga inactividad. Estaba dado para que todo sea una fiesta, pero el conjunto mendocino nos acertó cuatro cachetazos que encendieron una alarma roja.
Alguno se preguntará por qué cambió Falcioni, o mejor dicho, qué cambió luego del torneo de verano a este debut oficial. Bueno, no podemos echarle la culpa a Riquelme y Erviti por una presunta descompensación del equipo, pero lo cierto es que el xeneize mostró otro esquema al usado durante los amistosos estivales (no digo que mejor ni peor, simplemente distinto). También hay que ser honestos y ver que Boca generó más de 10 situaciones claras de peligro y de las 5 que tuvimos en contra 4 fueron a parar adentro.
Lo cierto es que Boca hizo agua por los laterales y hoy no tuvo arquero. Fue patético lo de Javier García, quien ya me cansé de decir que no es arquero y nuestra casaca le queda bastante holgada. El xeneize pagó muy caro su falta de efectividad en el área de enfrente, y mucho más los errores en la propia.
Luego que Walter Erviti descontara y pusiera el partido 1-3 fue el único instante en que el xeneize pareció que podría ponerse en partido nuevamente. Pero Boca siguió desperdiciando goles y los minutos no tuvieron piedad de nuestro destino. Para mal de males, sobre el final los del Tomba decoraron el resultado ante un nuevo horror de García, quien todavía se debe estar preguntando dónde dejó las manos porque a la cancha no las llevó.
Me quedó una muy triste sensación, amigos. Más allá de que por situaciones de peligro no merecimos caer por este tanteador, este es un deporte donde se gana haciendo goles. Espero que los jugadores reaccionen a tiempo y Falcioni pueda revertir esta situación, que más que una esperanza parece la prolongación de una agonía que ya lleva tiempo y no parece terminar.

Etiquetas: