<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

sábado, febrero 26, 2011

No hubo Romance

Boca Juniors 0 - All Boys 0

Quienes pensamos que la victoria frente a Racing traería un poco de paz nos equivocamos. Falcioni tomó la difícil decisión de dejar afuera del equipo a Román y luego de consumado el empate sin goles La Boca fue un hervidero. Lógicamente, todos los insultos fueron para el flamante DT xeneize, pero yo me pregunto: ¿Riquelme estaba para jugar? ¿Se trató de un cambio táctico o simplemente fue porque el enganche no estaba al 100%? ¿Debe Falcioni privilegiar su sistema por sobre la figura de Riquelme? Desde ya, hablar con el resultado puesto es más fácil, pero como todo, el tiempo pondrá cada cosa en su lugar.
Hoy Boca volvió a regalar puntos como local, extendiendo su racha negativa en la Bombonera y volviendo a padecer una preocupante sequía goleadora. Desde ya que merecimos ganar el partido y por varios goles, y lo hubiéramos hecho al menos por uno si el turro hijo de mil puta de Pezzotta no nos hubiera anulado un gol legítimo cuando se extinguía la primera mitad. No es la primera vez que el rosarino nos mete la mano en el bolsillo, pero esta dirigencia xeneize tiene menos peso en la AFA que un escarbadiente.
Entre las numerosas situaciones de gol que dilapidamos, destaco el mano a mano de Mouche y sus dos remates en el palo (uno tras un rebote medio sucio, es cierto), el gol mal anulado a Colazo y todas las pelotas que le sacó Nicolás Cambiasso a Palermo, Battaglia y compañía. El visitante sólo tuvo dos situaciones y ambas por errores de Javier García, una tras una mala salida en un centro y la otra al cubrir mal su palo y ver como el poste lo salvaba de un papelón (porque Mauro Matos casi le hace un gol desde el banderín del corner).
La silbatina del final dejó varias cosas para analizar. Por un lado, ratificar que Riquelme es para muchos hinchas de Boca una figura intocable (no juzgo que esté bien o mal, simplemente lo grafico). Por otro lado, la desazón de los boquenses que vemos cómo despilfarramos puntos en un inicio de torneo. Y finalmente, el fantasma silencioso del que nadie quiere hablar, pero que de poco empieza a asomar: el promedio de la próxima temporada.

Etiquetas: