<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, marzo 27, 2011

Resucitó en el Cementerio

Colón 0 - Boca Juniors 1

Lindo lugar para resucitar, Boca: justo en el cementerio. Y no en cualquiera, eh. En el Cementerio de los Elefantes, aquel difícil reducto donde Colón se hace más fuerte y hasta el Santos de Pelé salió derrotado. Pero si Román está bien, todo es posible aún para este irregular conjunto xeneize.
Falcioni sabía que tenía la soga al cuello y metió mano a fondo. Lucchetti por García (¡enhorabuena!), línea de 3 más Clemente Rodríguez y Calvo (bah, línea de 5), un solo punta (Palermo) y Riquelme más arriba. Y el ensayo fue exitoso, no sólo por el triunfo en tierras santafesinas, sino porque sin sobrarle nada, al equipo se lo vio un poquito mejor. Al menos no fuimos superados por el rival y creo que hicimos méritos para merecer la victoria (de nuevo, con muy poquito y sin sobrarnos nada). Pero que tanto joder, había que ganar como sea, y se ganó.
En el primer tiempo Boca estuvo más cerca, pero lamentablemente Palermo sigue peleado con su eterno amigo: el gol. Da pena verlo al Titán tan bajo, no sólo por los goles que no convierte sino porque se lo nota pesado y hasta de sus malos pases nacieron algunas de las situaciones de peligro que generó el local. Pero hoy el as de espada volvió a ser Riquelme, que ya había avisado en el primer tiempo, pero que en el segundo no perdonó y clavó un tremendo tiro libre para romper el maleficio que nos persigue. Y luego del gol, sorpresa para unos, no tanto para otros, cambio de 9: entra Viatri, sale Palermo. En esta le doy la derecha a Julio César, y no por ser desagradecido con el delantero platense que tantas alegrías nos trajo: el DT se animó a hacer lo que pedía el partido.
Viatri le dio más movilidad al ataque xeneize y aunque pasamos algunos sobresaltos cerca del final, pudimos traernos una victoria que vale más que oro, platino. Ojo, soñar con descontar los puntos que nos separan de los de arriba parece una utopía, y realmente lo es. Tenemos que dejar la vida con Estudiantes para volver a ganar de local y armar un colchón de puntos pensando en lo que viene. Soñar con algo más teniendo a 15 equipos arriba es muy difícil, incluso teniendo a Román en buen nivel.

Etiquetas: