<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

miércoles, mayo 14, 2008

Falló en las dos áreas

Boca Juniors 2 - Atlas (México) 2

Mucha gente sostiene que los partidos se ganan o pierden en las dos áreas. Y al margen del empate, el resultado de esta noche fue una derrota para Boca por, precisamente, fallar en ambos arcos. Atrás, fuimos un flan. Cada centro era medio gol de Atlas y los mexicanos supieron aprovechar ese recurso al máximo. Y adelante, sobre todo al final del segundo tiempo, le perdonamos la vida a los visitantes.
El 2-2 puede ser mucho castigo para el xeneize, que pese al flojísimo primer tiempo y a estar 0-1 abajo desde los cinco minutos, se recuperó en la segunda mitad y con más empuje que fútbol inclinó la cancha hacia la portería defendida por Bava. Pero los resultados no se discuten ni se merecen: se consiguen (o no).
Luego del pobre desempeño del equipo en la primera mitad, el 1-1 era un resultado tan justo como esperanzador: sería difícil jugar peor en el complemento. Y aunque tampoco derrochamos buen fútbol, la segunda etapa mostró a un Boca mucho más cercano a lo que el hincha espera: con empuje, actitud, agallas y yendo para al frente a como de lugar.
El gol de Cáceres puso las cosas 2-1 y, honestamente, para mi era un excelente resultado. Porque por todas las complicaciones y por como pintaba la noche, ganar era vital. Sin embargo, Boca siguió yendo y mereció más. Lo tuvo Palacio, también Dátolo y un tiro de Riquelme fue devuelto por el palo. Pero sobre el final, y justo cuando el 2-1 parecía quedar chico, otro centro fue bien aprovechado por los mexicanos y la clasificación quedó más complicada que nunca.
Boca jugó un mal partido. No hay que buscar excusas. Sin embargo, duele (y mucho) no haber podido sacar un buen resultado justamente en una noche en donde nada parecía salirnos bien. Eso sí, ¡no nos den por muertos! Muchos anti-Boca ya están tirando petardos y brindando con tequila a cuenta. No sea cosa que vuelva a aparecer la mística copera y se atraganten con el gusanito.

Etiquetas: