<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

miércoles, mayo 07, 2008

Bello Horizonte

Cruzeiro (Brasil) 1 - Boca Juniors 2

¡Boca logró una nueva epopeya en tierras brasileras! Por primera vez en nuestra historia (y por segunda para el fútbol argentino), un equipo local venció a Cruzeiro en el temido Mineirão (más que una cancha, una verdadera estancia). Algunos podrán dudar del poderío actual del equipo celeste, o quizás ya parezca normal que el xeneize viaje a la tierra de los pentacampeones y vuelva con los tres puntos, pero un breve repaso a las estadísticas bastará para valorar el triunfo de esta noche (que, como bonus, nos llevó a los cuartos de final).
El maldito gol de visitante que sufrimos una semana atrás nos obligaba a tener que buscar el partido, ya que cuidar el 0-0 sería un suicidio. Además, este Boca necesita tener la pelota y atacar, ya que no demuestra la firmeza defensiva que ostentaba en las épocas del Virrey Bianchi. Y así fue que luego de un par de sofocones durante los primeros minutos (lógicos y esperados) el equipo se asentó y empezó a mandarle mensajes al local: "guarda que en cualquier momento te vacunamos". Primero llegó un aviso de Palacio: gran contraataque generado por Caranta, pero Rodrigo la tiró afuera en el mano a mano. Pero en la siguiente, el bahiense no perdonó: la colgó de un ángulo y andá a cantarle a Roberto Carlos. ¡Golazo!
El tanto derrumbó al equipo local, y Boca, como esos tiburones que huelen la sangre de un herido, fue a rematar a su presa. Dátolo, de gran partido, mandó en centro preciso para la platinada cabeza de Palermo que tras un gran frentazo puso el 2-0. ¡Otro golazo!
En la segunda mitad Cruzeiro salió con todo en busca de los cuatro goles que necesitaba para quedarse con la serie. Y pese a descontar a los doce minutos, mucho más no pudo hacer. O mejor dicho, mucho más no le dejaron hacer. Es cierto que tuvimos un poco de fortuna en un remate en el palo y que los brasileros erraron algunas situaciones claras, pero bueno, de eso ya conocemos bastante nosotros, ¿no?
¿¡Qué decir que no esté dicho o no se vaya a decir!? Es un verdadero orgullo sentirse representado por estos jugadores. Ver el hambre de gloria que tienen históricos como Palermo, Riquelme o Battaglia a uno lo deja tranquilo. Es verdad que falta un largo camino. También es verdad que la defensa mejoró pero aún no da garantías. Pero cuando se pone todo en la cancha, uno duerme sin frazada. Más allá de los resultados.

Etiquetas:

1 Comentarios:

  • te invito a visitar mi blog
    http://deazulyoro.blogspot.com/

    saludos bosteros

    Por Anonymous Anónimo | 12:24 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home