<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, septiembre 23, 2007

El cuento del Lobo

Boca Juniors 2 - Gimnasia y Esgrima (Jujuy) 2

¡Una vergüenza! OK, yo admito que Boca tiene más plantel, más recursos y que cada uno puede jugar como le plazca. Pero lo que se vio hoy en la Bombonera, y sin pecar de llorón, fue una obra circense (con el aval y rol protagónico del árbitro Baldassi). Los jugadores visitantes hicieron tiempo, simularon y pasaron más tiempo en el piso fingiendo lesiones que jugando al fútbol o intentando defender un resultado. Eso no quita que la actuación de Boca haya sido pobre, pero habrá que tomar nota y acabar con la farsa de devolverle el balón al rival para reanudar el juego. ¡Las pelotas!
Hecho el descargo, es momento de hablar de fútbol. Bueno, o algo parecido. El Lobo acertó un cabezazo a los diez minutos y se puso en ventaja. De ahí en más, todos atrás. Boca intentó pero nunca logró llegar con peligro. Y para colmo, se lesionó Palacio.
En el segundo tiempo el xeneize mostró mucha voluntad y actitud, y aunque no fue muy preciso, logró meter al conjunto jujeño en un arco. Primero empató Boselli tras un gran pase del uruguayo Bueno. El 2-1 llegó de la cabeza de Paletta a seis minutos del final. Pero de allí en más la cosa se puso fulera: primero, roja a Morel Rodríguez; luego, ocho minutos de descuento. Y allí llegó el 2-2, nuevamente de cabeza.
¿Se ganó un punto o se perdieron dos? La respuesta es obvia. Pero me quedo con la garra boquense para ir al frente y la impotencia de enfrentar a un rival desleal que se valió de todo para rescatar un punto. Habrá que ser memorioso, Boca. Y agrandar la lista negra para mandar a estos clubes chiquitos de alma bien lejos de la primera división.

Etiquetas: