<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, diciembre 11, 2005

¡Hijos nuestros!

Boca Juniors 2 - Independiente 0

¡Qué lindo es empezar esta crónica con el flamante mote de "hijos nuestros" que bien ha sabido ganarse la mitad más amarga de Avellaneda! Los treinta y pico de partidos que nos llevaban hace medio siglo son nada más que recuerdos de una historia muy lejana.
Todos consideraban a este partido como el del campeonato, y en unos días sabremos si fue así. Pero Boca lo salió a jugar a muerte, peleando cada pelota como si fuera la última, yendo al piso, jugando cuando se podía y corriendo todas las bolas. Del cansancio parecía no haber noticias.
El primer tiempo no tuvo demasiadas situaciones de gol, pero el xeneize merecía mejor suerte, por actitud, y también por algunos fallos arbitrales en contra que no pasaron desapercibidos en la gente. ¡El penal a Palacio fue muy claro!
La segunda mitad arrancó con el marcador sin abrir, y ahí vendría lo mejor. Porque a ninguno de los dos le convenía el empate (aunque curiosamente sólo Boca apostaba a ganarlo en lugar de aguantarlo). Y allí llegó lo mejor de Boca: a su habitual sacrificio, ahora se sumaban algunas jugadas bien hilvanadas, situaciones de gol y la cancha se empezaba a inclinar.
Y lo que el arquero visitante evitó varias veces, llegó con un poco de fortuna. ¡Gol de Boca! Gol de Palermo, luego de que una barrida de Battaglia rebotará en su pródiga pierna.
El resultado era un poco más justo, pero Boca fue por más. Y ni hablar cuando se quedó con un jugador más por la expulsión de Cáceres. Todo era azul y oro, en el campo y en las tribunas. Hasta que faltando dos minutos, el Pocho Insúa selló el resultado luego de empujar el balón tras el enésimo desborde de Palacio, figura excluyente del partido.

La 12 cantó:
El Pocho los cagó,
el Pocho los cagó,
los cagó,
el Pocho los cagó.

Ahora quedan dos finales para cerrar el año de manera espectacular. Pero no hay que confiarse, porque no hay margen de error. Si el equipo juega como hoy, la gloria estará más cercana.

Etiquetas:

3 Comentarios:

  • VAMOS BOQUITA TODAVIA!!!!!!!
    DALE CAMPEON!!! DALE CAMPEON!!!
    (no puedo esperar a que escribas tu comentario del partido de hoy)

    Por Anonymous Claudiobar | 12:47 a.m.  

  • Hey Balta!!! Que pasa? Todavia estas festejando???????? :-))

    Por Anonymous Claudiobar | 1:29 a.m.  

  • Obvio... los festejos siguen.

    Pero actualizá la página con Ctrl+F5, ¡que ya está el comentario de Boca campeón!

    Saludos,

    Por Blogger Campeón de Boca | 1:38 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home