<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

miércoles, noviembre 23, 2005

Mal parado

Boca Juniors 2 - Universidad Católica (Chile) 2

El futuro de Boca en la Copa Sudamericana es de pronóstico reservado. Si bien los hinchas xeneizes bien conocemos de noches épicas y remontar resultados adversos, deberemos escribir una nueva página, pensando en que enfrente habrá un equipo previsiblemente difícil.
Se sabía que no sería una partido sencillo, y los primeros 45 minutos lo dejaron más en claro aún. Boca nunca pudo hilvanar jugadas y el equipo visitante se dedicó a defenderse con la pelota, creando las únicas (y escasas) situaciones de gol de esa mitad.
Cabe recordar que Boca tenía algunos suplentes como Morel Rodríguez, Ledesma y los regresos de Bilos e Ibarra luego de su larga inactividad.
El segundo tiempo arrancó con todo; estaba visto que el 0-0 no duraría mucho. La entrada de Insúa, de gran presente, le dio vértigo y más control de balón al equipo.
Lo tuvo Guillermo con un tiro cruzado, luego Palermo reventó el palo, hasta que finalmente, el Pocho conectaría de cabeza un centro del mellizo.
Boca era más y lo empezaba a justificar en el marcador. Era nuestro mejor momento, pero... ¡zas! Una distracción defensiva, y tras una pelota parada nos cabecean en el área chica para empatar el marcador. Y ni hablar que 4 minutos más tarde, otro error en el fondo nos ponía 1-2.
No suelo ser pesimista, pero en ese momento dije: "o lo empatamos pronto, o chau Copa".
Boca fue, Católica se tranquilizó, y cuando todo parecía perdido, apareció Palermo (por fin) para sellar el 2-2. Los últimos minutos mostraron a un Boca desesperado, con situaciones a favor pero escasa puntería.
Así que amigos, si queremos estar en la final, habrá que ganar en Chile (o empatar por más de 2 goles). Desde ya que será una misión difícil, pero... ¡somos Boca, carajo!

Etiquetas:

1 Comentarios:

  • Me quiero matar!!!
    Que hay que hacer para volver a tener una defensa como la gente?

    Por Anonymous Claudiobar | 12:03 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home