<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

sábado, octubre 29, 2005

Vacuna contra la Lepra

Boca Juniors 2 - Newell´s Old Boys 1

Volvió Guillermo Barros Schelotto, y esta vez con una vacuna contra la Lepra: una dosis de picardía. Porque gracias a la viveza del Mellizo y al oportunismo de su tiro libre, Boca pudo volver a abrir un partido muy chivo y quedarse con 3 puntos de oro.
Vale decir que no merecimos sufrir tanto, porque el primer tiempo del xeneize fue más que bueno. Ñuls vino a la Bombonera a colgarse del travesaño, y sostenía el resultado como podía (generalmente, haciendo foules sistemáticos que el árbitro no castigó con amarillas).
Boca iba e iba, jugando por abajo, con paciencia y buen fútbol, hasta que el gol de Insúa puso un poquito más de justicia en el marcador. Créanme: teníamos que estar ganando por 2 o 3 goles cuando metimos el primero. Y para colmo, cuando se extinguía el primer tiempo, Belluschi se encargó de recordarnos que la Justicia no existe en el fútbol.
En el segundo tiempo todo cambió. Porque Boca fue al ataque, pero ya no era el mismo. Ojo que Ñuls pensaba más en su propio arco que en el rival, pero así y todo, complicó un par de veces.
Hasta que en el peor momento nuestro, entró Guille, héroe de mil batallas y una más, porque gracias a su apuro para ejecutar un tiro libre, Palacio se aprovechó de una dormida defensa leprosa y puso el 2-1 final.
En mi opinión, el balance de este partido fue más que positivo: se ganó y se jugó bastante bien (durante el primer tiempo). Pero bueno, habrá que acostumbrarse a partidos como el de hoy, en donde clubes "medianos" hacen planteos de equipos de Primera B para tratar de rescatar un punto.

Etiquetas:

1 Comentarios:

Publicar un comentario

<< Home