<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, mayo 08, 2011

Riquelme está feliz

Argentinos Juniors 0 - Boca Juniors 2

Con la promo 2x0, Riquelme está feliz, Palermo también, y todo Boca lo festeja. No sólo porque se ganó un partido importantísimo, ante un buen rival y en un reducto difícil, sino también porque el equipo viene en alza y llega de la mejor manera de cara al superclásico.
El xeneize marcó la diferencia en el primer tiempo. De arranque nomás, Palermo avisó con un cabezazo que se fue cerca. Pero en la siguiente no perdonó: tras el remate de Mouche y el rebote del arquero local, el Titán metió su cabeza goleadora de manera poco ortodoxa pero efectiva y puso a Boca en ventaja. Pocos minutos después, Riquelme ejecutó con maestría un tiro libre y aumentó la diferencia. Y ya de cara al final del partido el xeneize se dedicó a regular y controlar las acciones, para sumar 3 puntos que valen oro en lo numérico y quién sabe cuánto en lo anímico.
Vale destacar que si bien el primer tiempo boquense fue muy bueno, en el segundo el equipo decayó mucho en su nivel, aunque la victoria nunca pasó mayores sobresaltos.
Ahora se viene River y será una prueba de fuego para los jugadores y el cuerpo técnico. Se sabe que estos partidos hay que ganarlos o ganarlos, a como dé lugar. El mundo Boca debe entender que este clásico no se nos puede escapar. A los hinchas sólo nos queda alentar con alma y vida al equipo, pero los jugadores deben entender que tienen la posibilidad gigante de borrar gran parte de la magra campaña con un triunfo en este partido tan especial. Espero que entiendan cómo se deben jugar estos partidos y nos den un triunfo que tanto merecemos quienes apoyamos siempre, en las buenas y en las malas. ¡Vamos Boca, carajo!

Etiquetas:

1 Comentarios:

Publicar un comentario

<< Home