<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, abril 24, 2011

¿Un espejismo en el Ducó?

Huracán 0 - Boca Juniors 3

Se sabe que a Boca nunca hay que darlo por muerto, pero lo de hoy a la tarde más que una resurrección pareció un espejismo. ¡Enhorabuena! Boca ganó, gustó y goleó, pero además rompió la racha negativa Martín Palermo, quien además debutó en la red en este Clausura 2011. OK, alguno dirá que sólo le ganamos a Huracán, pero más allá de la floja o nula resistencia que presentó el cuadro de Parque Patricios, este Boca irregular gana y pierde con cualquiera, así que bien vale el festejo y mucho más los tres puntos.
De arranque, Boca se llevó por delante al conjunto local. Luego de haber desperdiciado un par de chances claras, el xeneize abrió el marcador pasado el cuarto de hora tras un ¿centro? de Mouche que Chávez sólo tuvo que empujar a la red. Y desde ese momento hasta el cierre de los primeros 45 minutos fue todo un monólogo boquense.
Debo reconocer que a esa altura estaba más que preocupado por las ocasiones de gol dilapidadas, pero para nuestra fortuna antes del minuto de juego del complemento Colazo marcó un golazo (¡con rima y todo!). Para bien de nuestros corazones, Boca luego no pasó sobresaltos y lo que todo hincha y jugador xeneize esperaba se dio cerca del final: Palermo rompió la sequía goleadora al empujar (ahora sí) un centro de Mouche. Lo que el palo, la fortuna o el arquero quemero impidió antes, esta vez no se pudo evitar: gol del Titán.
Como reflexión final, hay que ser más cautos que nunca y seguir con los pies sobre la tierra. Hoy Boca jugó el mejor partido del campeonato y está claro que tenemos plantel para pelear mucho más arriba. Pero la clave es lograr una regularidad y hacer que los triunfos empiecen a llegar en cascada.

Etiquetas: