<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, abril 10, 2011

Cayó en un Hoyos

Lanús 2 - Boca Juniors 0

Se acabó lo que se daba. Si las dos victorias al hilo a alguno le nubló la vista, lamentablemente hoy le llegó un baldazo de realidad. Boca volvió a perder y a falta de medio campeonato sólo jugamos por cosechar puntos y no penar aún más en la próxima temporada.
Yo diría que hoy a Boca le faltaron goles y resto. Porque el primer tiempo estuvo más del lado xeneize y con un poquito más de puntería nos hubiéramos ido arriba en el marcador. Caranta sacó dos pelotas terribles y Erviti hizo una de más cuando pudo rematar e inaugurar el score. El 0-0 pareció castigo para Boca y premio para Lanús, que igualmente tuvo alguna chance.
En el complemento el partido estaba para cualquiera, aunque por momentos se jugó tan mal que parecía que salvo por un error las acciones terminarían equilibradas. Nuevamente Viatri ingresó por un inofensivo Palermo (que hoy no fue abastecido) pero la historia parecía no cambiar. Pero a falta de 15 minutos el granate empezó a llegar lo que no llegó en todo el partido. Avisó una vez, otra vez y a la tercera fue Valeri quien no perdonó, dejando primero en ridículo a Cellay (quiso cortar un centro con una tijera de karateca) y luego venciendo a Lucchetti con un potente remate a falta de sólo 10 minutos. Ni tiempo de recuperarse tuvo Boca que a la siguiente acción, 5 minutos más tarde, Lanús liquidó el pleito tras un tiro de esquina cabeceado por Hoyos (ante una floja marca de Insaurralde).
¿Boca puedo haber ganado? Bueno, si anotaba en el primer tiempo sería difícil predecir qué pasaría. Pero supuestos de lado, hay que decir que volvimos a jugar mal, no asistimos a nuestro único delantero y ya es hora de replantearse el planteo (¡vaya paradoja!). Boca es un grande y no puede jugar con un solo delantero, más allá que Falcioni no come vidrio y sabe que la defensa es menos firme que una gelatina de naranja.
Triste presente, pero no queda otra que alentar a los colores que tanto amamos, y que en los últimos años vienen sufriendo dirigentes, técnicos y jugadores que no están a la altura de tamaña responsabilidad.

Etiquetas: