<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, mayo 29, 2011

Colgate Total 11

Boca Juniors 1 - Newell´s Old Boys 0

¡Otra buena victoria xeneize para seguir de racha y soñar con volver a los torneos internacionales! Eso sí, el 1-0 fue muy mezquino en virtud de lo que mostraron ambos equipos en la cancha. No es precisamente que Boca haya jugado un partido brillante; si bien tuvimos varias situaciones de gol también se dio que Ñuls hizo uno de los planteos más amarretes desde que tengo uso de razón. Fue pobrísimo lo del conjunto rosarino, replegando a sus 11 jugadores en su campo y colgados del travesaño los 90 minutos.
Fue tanta la supremacía xeneize en el primer tiempo que el 0-0 parcial con el que los conjuntos se fueron al descanso presagiaba una mala tarde. Encima, Palermo erró un penal y todo indicaba que no sería el día boquense. Pero ni bien arrancó el complemento fue el propio Titán el encargado de romper la paridad y abrir camino a una victoria justa y necesitada. Y si bien no pasamos grandes sobresaltos, la impericia de Boca para sellar el resultado nos mantuvo en vilo hasta el pitazo final.
El equipo viene en alza, y si bien no hay chances de campeonar, cerrar el torneo entrando a la Copa Sudamericana y habiendo ganado el clásico sería un buen aliciente, al menos, en comparación a cómo iniciamos el torneo. Es verdad, es poca cosa para un gigante como Boca que debe no sólo pelear campeonatos, sino ganarlos. Pero son épocas de vacas flacas, amigos.

Etiquetas: