<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, mayo 09, 2010

No levantó vuelo

Boca Juniors 1 - Huracán 2

El envión de este Boca del Tito Pompei se frenó y no pudimos conseguir la tercera victoria consecutiva en el torneo. Nuestro verdugo, oriundo de Parque Patricios, logró vencernos en la Bombonera luego de 30 años de sequía.
Una pena no haber logrado otro triunfo al hilo, más que nada porque hubiera servido para armar un colchón de puntos. El trámite del partido fue parejo, pero sin dudas la injusta expulsión de Krupoviesa nos condicionó demasiado. Pero el xeneize con 10 hombres siguió buscando y el jugador de menos no se notó para nada.
Boca no jugó como lo venía haciendo en los últimos encuentros, pero así y todo no mereció perder. El primer tiempo fue parejo pero cuando se cerraba el período de un tiro libre a favor perdimos infantilmente el balón y nació la contra que nos costó el primer tanto. Ya en el segundo tiempo Paletta puso la igualdad transitoria pero, con un jugador menos, terminamos penando por un remate de larga distancia de Machín, que pareció desviarse levemente antes de vencer la resistencia de Javier García.
Se viene Banfield y se acaba la pesadilla. Como siempre, hay que ganar o ganar por nuestros colores y el orgullo que implica defenderlos. Pero de a poco los dirigentes deberán moldear el nuevo Boca, pensando en el DT definitivo, los refuerzos y el grado de depuración del plantel.

Etiquetas: