<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

miércoles, marzo 18, 2009

Clasificaré

Guaraní (Paraguay) 1 - Boca Juniors 3

¡Clasificaré! Parece idioma guaraní, pero no: es la meta que tienen en la cabeza todos los jugadores de Boca. Y hoy dieron un paso fundamental para lograrla.
Fue un partido raro, porque todo el tiempo dio la sensación de que el xeneize se llevaría el triunfo cuando pisara un poco el acelerador, pero sin embargo en el primer tiempo las más claras fueron para el local quien se retiró 1-0 arriba a los vestuarios. En ese lapso fue brillante lo hecho por Jonathan Fabbro (surgido en la cantera boquense) quien manejó a la perfección los hilos de su equipo y del partido.
Ya en la segunda mitad Boca salió con más decisión a buscar el encuentro. Claro, estando abajo en el marcador la historia ya era distinta. Sin embargo, cada vez que parecíamos estar cerca del empate, el local armaba una contra que paralizaba corazones auriazules. Por suerte, el Pato atajó todo lo que le tiraron y fue, a mi juicio, el principal responsable de la remontada xeneize. Otro responsable, debo admitirlo, fue el árbitro: él solo vio penal sobre Ibarra. Pero a Riquelme poco le importó y con un remate cruzado puso las acciones 1-1. La paridad estaba más acorde a lo que ambos equipos habían mostrado hasta ese momento. Pero Boca tenía a sus ases de espada en el banco: Palermo y Palacio. Y cuando ambos entraron, la historia fue otra (¡otra vez sopa!). Palermo nos puso en ventaja luego de una gran jugada de Vargas. Y finalmente Palacio imitó a Caniggia contra Brasil, y definió luego de gambetear sin esfuerzo al arquero local. ¿Quién le puso el pase gol? Por supuesto: Riquelme.
¡Triunfazo! Sin embargo, creo que hoy debemos encender una señal de alerta. Me parece perfecto que el equipo muestre tranquilidad y sepa que tiene 90 minutos para conseguir un resultado. Pero nunca es bueno confiarse y creerse superior al rival, aún cuando uno lo sea, porque no siempre se puede plasmar en el resultado la supremacía que uno ejerza en el campo. Además, no siempre tendremos a un Pato tan inspirado evitando goles, en algunos casos, casi seguros.

Etiquetas:

2 Comentarios:

  • Muy lindo el blog, saludos, nos vemos desde :
    www.muchomasqueunequipo.blogspot.com

    Por Blogger Brian | 11:38 p.m.  

  • me encanta el futbol, algunos me dicen que por ser mujer no puedo verlo y estan muy errados.
    con mi novio vamos a tomar cerveza y una picadita a tazz cuando hay clásicos, ya es una cábala para alentar a boca!!

    Por Blogger paola | 8:30 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home