<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

sábado, enero 24, 2009

Jesús es de Boca

Boca Juniors 2 - River Plate 1

Un popular refrán asegura que Dios es argentino (siempre tan humildes por estas latitudes de América del Sur). En ese caso, las estadísticas dirán que hay muchas probabilidades de que sea xeneize (somos la mitad más muchos del país). Pero más allá de discutir sobre teología o dichos populares, una cosa es segura: ¡Jesús es de Boca! Dátolo, por supuesto. Con un hombre menos pero mucha actitud, Boca remontó un 0-1 y se llevó la primera victoria superclásica del año con dos tantos del ex Banfield.
En el primer tiempo se juntaron las emociones en un minuto: roja para Battaglia y gol plumáceo. Pero a los pocos minutos, con diez hombres, el xeneize empató. Ya en la segunda mitad, la defensa xeneize siguió teniendo una noche tranquila y a poco del final Dátolo se puso el traje de superhéroe al convertir de penal el tanto de la victoria.
Si bien para algunos son sólo "partidos de verano", esta victoria sirve mucho desde lo anímico. Boca puso lo que había que poner y se trajo un triunfo que sirve para apuntalar las ilusiones de un año que tendrá como primer gran objetivo la Copa Libertadores. ¿River? Bueno, no le pidan que ponga lo que no tiene.

Etiquetas: