<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

miércoles, noviembre 01, 2006

Cero fútbol

Racing Club 0 - Boca Juniors 0

Uno quiso pero no pudo; el otro no quiso. Si a esto le sumamos que el fútbol dijo ausente, tenemos como resultado un bodrio total: 0-0.
La pregunta que muchos nos hacemos es: ¿ganamos un punto o perdimos dos? Desde ya, voto por la segunda opción, aunque en los papeles no está tan mal empatar de visitante ante un ex grande como Racing (hoy, Blanquiceleste S.A.).
El partido empezó friccionado, como era de esperar. Mucha pierna fuerte y muchos errores defensivos. Primero avisó la academia luego de un grosero error de Gago. Luego Boca tuvo un par de situaciones que por poco no inflaron la red (aunque vinieron más por descuidos de la defensa local que por jugadas elaboradas). Boselli tenía mucha movilidad pero no le llegaba la bola limpia; Palacio alternaba buenas y malas; las patadas y amarillas volaban por todos lados. Así se redondeó un pobre 0-0 en la etapa inicial.
En el segundo tiempo, Boca tuvo más actitud y salió a ganarlo. Sorpresivamente, Racing pareció ir conformándose con el empate a medida que pasaban los minutos. Y entre la impotencia xeneize y el conformismo académico se bajó el telón con el pescado sin vender.
Boca jugó un mal partido, pero al menos la actitud de los jugadores y del DT es rescatable: se quería ganar y eso quedó bien claro. Vale resaltar que sin embargo fue el local quien tuvo las situaciones más claras de gol, y eso habrá que meditarlo bien.
Por último... ¡albricias! ¡a Boca no le expulsaron ningún jugador! Eso sí, el penal que no le cobraron a Palacio no tiene nombre. ¿Se imaginan lo que hubieran publicado los medios si ese agarrón lo hacía un jugador xeneize y no se sancionaba?

Etiquetas: