<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, abril 02, 2006

Hazaña a lo Boca

Boca Juniors 2 - Banfield 1

Si el partido hubiera terminado en el minuto 45, el título de esta crónica hubiera sido "Tarde negra". Negra por el arbitraje, claro está. Por un off side gigante que no fue sancionado y derivó en penal, gol y expulsión en nuestra contra. Por una expulsión inexplicable al Pocho Insúa, cuando al margen de ver si era o no penal, jamás se tiró sino que cayó producto del choque con un defensor visitante. Por otro fuera de juego burdo que casi nos cuesta el 2-2 en el epílogo del match. ¡Y vaya si fue una tarde negra, que el propio Ibarra fue el héroe de esta epopeya!
El partido arrancó parejo, con Boca más adelantado y Banfield presionando en todos los sectores. Estaba claro que nosotros no teníamos otra opción que ganar sí o sí, y que el empate no le caería tan mal al Taladro. Al cuarto de hora, Boca se adelantó en el marcador: zurdazo de Palermo que se desvía y descoloca al arquero. Con el 1-0 el xeneize se tranquilizó, manejó mejor el partido y pudo irse al descanso con un par de goles de diferencia, ya que un maldito travesaño nos impidió sendos goles del Pocho Insúa primero y del Cata Díaz después.
Pero el segundo tiempo... ¡mamma mía! ¡Qué tardecita tuvo Favale y sus asistentes! ¿Casualidad, mala tarde o algo más grave? Porque no fueron errores sino horrores.
Primero, la ya comentada jugada del off side no sancionado que nos costó un penal, gol y expulsión. 1-1 y a jugar 40 minutos con un hombre menos. Bueno, eso pensaba en ese momento. Porque luego llegó la roja a Insúa y cartón lleno: el partido sería 9 contra 11.
Y aunque no lo crean, mis amigos, era Boca el que iba al frente aún en esas condiciones. Si hasta el arquero de Banfield hacía tiempo para sacar.
Lo que sigue lo puedo explicar más con el corazón que con la razón. La defensa no pasó grandes sobresaltos, por lo menos más de los lógicos. Pero Ledesma y Gago se comieron el mediocampo: ¡lo que corrieron! Y Palacio... me saco el sombrero. Eran todos pelotazos al bahiense que terminaba siempre derribado por foules. ¡Se turnaban para pegarle!
Minuto 46 y monedas, tiro libre para Boca, rebote, centro, e Ibarra, casi desde el banderín del corner, sacó un fierrazo justiciero que escribió una nueva página en el libro de las hazañas boquenses.
Por si faltaba algo más, otro claro orsai no sancionado culminó con un remate de Sand en el palo al minuto 48 y con el Coco Basile insultando al juez de línea en todos los idiomas.
Así llegó el final y la divina justicia para el pueblo bostero. Porque los jugadores se lo merecen. Y la gente, más que nadie.

Etiquetas:

1 Comentarios:

  • ¿Y si en la proxima fecha salimos a jugar directamente con 9 y nos ahorramos las expulsiones? :-P
    Que lo pario!! Cuanto huevo!!

    Por Anonymous Claudiobar | 1:03 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home