<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, marzo 19, 2006

Ni el Tiro del final

Tiro Federal 0 - Boca Juniors 0

Boca jugó un partido flojísimo y no le salió ni el tiro del final. Se sabía que el partido no iba a ser un trámite, pese a la ubicación en la tabla del equipo local, pero la actuación xeneize fue muy pobre y se perdieron dos puntos de oro en la lucha por el campeonato. Dos puntos de esos que, esperemos no ocurra, se lamentan al final.
El primer tiempo mostró a Boca lento, tratando de asegurar el balón y con poca presencia ofensiva. Era como si se supiera que en algún momento el gol iba a llegar. Pese a tener un par de ocasiones, el gol estaba lejos, y Tiro Federal, con muy poco, se las ingeniaba para darnos algún que otro susto.
El segundo tiempo, en cambio, fue no apto para cardíacos. Los minutos pasaban, Boca iba con mucho empuje y sin mucho fútbol, y el local se perdió 3 goles increíbles como para arruinarnos del todo la noche. Eran tantos los espacios que dejaba Boca, que cada contra era una plegaria. ¡Pero tampoco había otra! ¡Boca tenía que ganar como sea!
Así, cada minuto traía más nerviosismo, jugadas de gol en los dos arcos y unos 10 minutos finales donde íbamos con todo y con todos, y Tiro, colgado del travesaño, se aferraba como podía al empate. Un empate final que ninguno de los dos festejó: el local, por los goles que se perdió (o que Abbondanzieri, figura del partido, evitó), y el xeneize, por resignar la punta ante un flojo rival.
Entramos a la recta final del campeonato y ya no hay margen de error. Y mucho menos el domingo, donde se sabe que, cueste lo que cueste, el domingo tenemos que ganar.

Etiquetas: