<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

jueves, abril 30, 2009

Palermo x 200

Boca Juniors 3 - Deportivo Táchira (Venezuela) 0

¡200 veces Palermo! La vida de este histórico goleador parece destinada a una película hollywoodense. Con su doblete de esta noche Boca se aseguró el pase a los cuartos de final en la Copa, donde enfrentará a Defensor Sporting de Uruguay. Pero los goles que le permitieron llegar al Titán a tan significativa cifra tuvieron algo particular: el primero fue de penal (recordemos cómo los anti-Boca hostigan a Palermo por ese viejo episodio en una Copa América) y el segundo de chilena (¡no es el primero así que convierte el atacante platense!).
En cuanto al partido en sí, fue un verdadero trámite. Es difícil saber dónde estamos parados porque, con el mayor de los respetos por nuestros adversarios en la fase de grupos, nunca tuvimos una real oposición u obstáculos que nos dieran un parámetro. La verdadera Copa empieza el próximo jueves. Aunque como sabrán, hubo otros equipos argentinos que no pudieron pasar de fase enfrentándose a rivales tan o más débiles que los vencidos por el xeneize.
Mirando nombre por nombre, debo acotar que Palacio pareció no estar al 100% físicamente (aunque anotó el tercer tanto que cerró el score), Battaglia salió averiado (preocupa y mucho) y el nivel individual y colectivo sigue siendo flojo. De hecho, los venezolanos nunca atacaron pero nosotros mismos le regalamos ocasiones de gol que el Pato tapó magistralmente. Atención: un rival brasilero estas chances no las perdona.
Pero ya habrá tiempo de preocuparse más adelante. Ahora disfrutemos el pase de ronda, confiemos en nuestros muchachos (que aunque estén flojos se agrandan en las difíciles) y reventemos todas las canchas que nos toque visitar. Y tampoco descuidemos tanto el Clausura: barrer el fondo de la tabla es un papelón que les cabe a otros y no nos podemos permitir.

Etiquetas: