<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, marzo 25, 2007

Bodega Boselli

Godoy Cruz 0 - Boca Juniors 1

Y se quebró el maleficio, nomás. Aunque parezca mentira, el xeneize nunca se había vuelto con un triunfo de la tierra del sol y del buen vino. Pero esta tarde Boca rompió el embrujo y cosechó en Mendoza tres puntos que valen oro: por el rival, por la cancha y porque ganamos un partido que merecimos perder.
Cada vez que Boca jugó en la semana, sufrió el domingo (nos pasó contra Central y San Lorenzo). Así que se sabía que mantener la base que le ganó al Toluca podía significar agotamiento y desgaste físico, sobre todo en el complemento. Por eso lo de Godoy Cruz fue bueno desde el arranque: mucha lucha, pura presión, ida y vuelta, vértigo y a romper el circuito de Boca en el medio. Los mendocinos sabían que a Boca se le haría cuesta arriba un partido con mucho desgaste. Y si bien al entretiempo llegamos 0-0, fue el local quien tuvo casi todas las opciones de gol. Boca sólo tuvo un claro cabezazo de Palermo que Torrico sacó de manera brillante.
El segundo tiempo fue un verdadero calvario. Los jugadores boquenses no podían dar dos pases bien y eran superados por todos lados. Sólo la mala puntería de los mendocinos mantenía virgen el marcador. Pero, como dice el viejo refrán, los goles que no se hacen en un arco se sufren en el propio. Y Boca, que sólo llegó dos veces, facturó en una de ellas merced a un enorme gol de taco del pibe Boselli. ¿Godoy Cruz tuvo más de diez situaciones de gol? ¿Boca mereció perder? Puede ser, pero… ¡a llorar a la iglesia!
La semana se cerró de manera brillante: tres triunfos en sendos partidos. Ahora los muchachos dirigidos por Russo tendrán una semana para descansar y pensar en el partido del próximo sábado ante Nueva Chicago. Y luego, será hora de evaluar el tema de la rotación: no siempre nos perdonarán la vida. Por eso, yo a Cusco llevaría un equipo alternativo, ya que luego se viene Vélez y la clasificación en la Copa nos la jugamos ante el Bolívar de local.

Etiquetas:

2 Comentarios:

  • Creo que hace 3 años fácil que no conseguiamos un triunfo de visitante contra un equipo de provincia jugando mal

    Es mas, creo que nunca jaja
    era la tipica que perdiamos
    no lo podia creer en el gol de boselli, encima que gol!

    Por Anonymous tomi_bostero | 7:37 p.m.  

  • Claro. Por eso fue tan importante el triunfo: un equipo que quiere ser campeón debe sacar puntos en los partidos en que las cosas no le salen.
    ¡Se vienen unas semanas claves!

    Por Blogger Campeón de Boca | 11:41 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home