<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, septiembre 21, 2008

Morel aguó la primavera

Boca Juniors 2 - Tigre 3

En el Día de la Primavera apareció el Morel malo (Martín, volante de Tigre) y se hizo un picnic con la defensa boquense. Sin puntos, sin festejos y chau primavera: ahora habrá que pasar el invierno.
Boca tuvo un arranque de terror. Los primeros minutos fueron fatales y Tigre se adelantó 0-2 antes del cuarto de hora. Sin embargo, Boca pudo remontar el marcador y cerca de la media hora de juego el partido estaba 2-2. Hubo una jugada que pudo cambiar el partido: un grosero penal de Jerez a favor de Boca. Pero Furchi no vio nada, o no quiso ver nada, y siga, siga. Después llegó el 2-3 nuevamente de los pies de Martín Morel, todo esto en el primer tiempo. Y para completar el arranque electrizante, un nuevo error arbitral dejó a Boca con uno menos: Battaglia cometió una falta que era para amarilla pero el juez lo mandó temprano a la ducha.
Abro un paréntesis: no me gusta llorar y Boca no perdió sólo por el árbitro, pero... ¿hablarán los periodistas que hoy perjudicaron claramente al xeneize?
En el segundo tiempo, y con diez hombres, a Boca todo se le hizo muy cuesta arriba. Pudimos haber empatado y no hubiera estado mal. Pero no estuvimos finos para el arco y las variantes introducidas no pudieron torcer el rumbo del encuentro.
El partido de hoy debe servir como un alerta anaranjado. De más está decir que estos puntos en el camino duelen y mucho, pero lo peor es que el equipo está empezando a perder el rumbo. Será mejor recuperar el timón cuanto antes porque se viene una seguidilla de partidos importante y no podemos regalar más puntos para pelear bien arriba el torneo.

Etiquetas: