<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

miércoles, agosto 17, 2005

Canallada

Boca Juniors 2 - Rosario Central 2

Antes que nada, comienzo con un pedido de disculpas: mi reporte llega con cierta demora, ya que tuve unas mini-vacaciones (los muñecos también necesitamos descanso) y además me demandó mucho tiempo el reparto de juguetes por el Día del Niño (no se olviden que los xeneizes tenemos muchos hijos plumáceos).
Metiéndonos en el partido, ¿qué se puede decir que ya no se haya dicho? Central fue un equipo hiperdefensivo que se colgó del travesaño y aprovechó las pocas chances que tuvo. Y Boca no supo cómo quebrar y penetrar a una defensa multitudinaria y se repitió en centros y más centros.
¡A no confundirse! Tener jugadores altos y que van bien de arriba no debe hacer que nos basemos sólo en centros aéreos para generar peligro. Como positivo, además del empate agónico vale resaltar las buenas actuaciones del Cata Díaz y del flaco Bilos, y la actitud del equipo, que a falta de fútbol puso lo mínimo que el hincha se merece: ¡huevo! ¡huevo! ¡huevo!

Etiquetas: