<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

viernes, junio 03, 2005

Efecto tequila

Guadalajara (México) 4 - Boca Juniors 0

No hay mucho que decir: Boca jugó el peor partido del año y está con un pie y medio afuera de la Copa. Y eso por ser generoso; si no se tratara de Boca, diría que está con los dos pies afuera.
El análisis del partido es muy difícil, ya que el primer tiempo fue bastante parejo, y quizás el gol en tiempo de descuento haya causado más dolor del imaginable en ese momento. Boca nunca fue protagonista, el medio no cortaba el circuito de las Chivas y el equipo se defendía muy cerca del Pato. Sin embargo, no fueron muchas las situaciones de gol en ese período.
El segundo tiempo fue una pesadilla. Luego de un error defensivo y del segundo gol local, Boca se descontroló. La defensa fue un desastre, y si bien los dos goles siguientes fueron de otro planeta, el Pato tuvo que tapar varias bochas que hubieran estampado un resultado aún menos decoroso.
El futuro es más que incierto. Se vendrán dos semanas tensas, con muchos nervios y muchas pavadas publicadas en los diarios. La realidad es que los hinchas de Boca tenemos que apoyar más que nunca a este equipo que tantas alegrías supo darnos. Porque lo que para todos es una misión imposible o un milagro, para Boca es un enorme desafío que puede alimentar aún más nuestra rica historia.

Etiquetas: