<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, septiembre 03, 2006

Pa-Pa por siempre

Boca Juniors 2 - Estudiantes 0

Sin lugar a dudas, es una de las paternidades más grandes del fútbol argentino. Quizás por eso el destino quiso que los autores de los tantos xeneizes sean Palacio y Palermo: Pa-Pa.
El Ruso Ribolzi tenía una difícil misión: mantener la racha ganadora del equipo xeneize. Si bien el equipo está sólido, afianzado y en buen nivel, las bajas por lesiones y el cambio de mando lo dejaba expuesto a ser el responsable en caso que el equipo dejara puntos en el camino jugando de local.
Pero Boca tuvo un arranque a lo Boca. Ya en los primeros minutos se hizo dueño de la pelota, empezó a atacar a la portería visitante, y el gol a los 11 minutos no fue sorpresa para nadie. De hecho, durante todo ese período el xeneize controló el balón, ganó la batalla en la mitad de la cancha y llegó con más peligro al arco enemigo. Estudiantes fue un equipo opaco que solo tuvo un remate de Pavone en el travesaño y un par de jugadas aisladas que no inquietaron a Bobadilla.
Se venía el segundo tiempo y yo debo reconocer que estaba bastante preocupado. En mi mente rondaba el viejo axioma que dice que los goles que no se hacen se sufren en el arco propio. Así que Boquita, ¡a meter goles, mi viejo! Y la verdad, que ya de arranque oportunidades no faltaron. Palermo, Cardozo, Palacio, Marino... fueron varios los que pudieron convertir el 2-0, pero el marcador mantenía la mínima diferencia.
Estudiantes se quedó con 10 hombres y mis nervios seguían: ¡había que asegurar el partido! Por suerte, Palermo no tuvo más que empujar en la línea un remate cerrado de Cardozo para decretar el ansiado 2-0. Y ahora sí: partido liquidado.
Sólo quedó tiempo para que a Palacio le anularan mal un gol por un supuesto off side, para que el Pincha se quedara con otro hombre menos y para que el bicampeón se floreara y tocara el balón de un lado a otro, porque por esos extraños códigos del fútbol hoy no era una tarde para humillar al rival.
Boca quedó a un partido de igualar la marca de San Lorenzo de 13 triunfos consecutivos. Pero afortunadamente, los jugadores de Boca saben que eso sería como la cereza de la torta: acá lo importante es poder lograr el tan ansiado tricampeonato.

Etiquetas:

1 Comentarios:

  • Vamos Boca todavia!!! Ahora nos falta ganar en La Plata y despues en la Boca y listo: Otro record!!!

    Por Anonymous Claudiobar | 1:54 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home