<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d12082642\x26blogName\x3dCampe%C3%B3n+de+Boca\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://campeondeboca.blogspot.com/\x26vt\x3d987986349729691669', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Campeón de Boca

domingo, abril 30, 2006

Quatrocchi

Boca Juniors 4 - Estudiantes 0

Boca jugó uno de sus mejores partidos en el torneo y quedó a un paso del bicampeonato. Pero claro está, aún quedan dos finales.
Pese a que Estudiantes se veía obligado a poner un equipo alternativo por su participación en la Copa Libertadores, el platense nunca es un rival fácil (pese a que en el historial Boca tiene una amplísima ventaja). Tal es así que el partido empezó muy parejo, con mucha presión en la mitad de la cancha. Boca trataba de manejar el balón y no se desesperaba, ya que sabía que tenía 90 minutos para buscar la victoria; la visita mordía en el medio y planteaba el partido que más le convenía.
Todo era muy parejo hasta que en el minuto 20 una genialidad del Pocho Insúa abrió el partido: un amague por acá, otro enganche por allá y un tiro suave pero muy bien colocado para romper la paridad. Y ahí empezó lo mejor de Boca. Porque el xeneize no se apuraba, jugaba siempre por el piso, tenía paciencia y a un Palacio que no se cansaba de desbordar por la zona derecha.
El segundo gol estaba al caer y chances no faltaron: primero un cabezazo de Battaglia en el palo y luego un mano a mano de Palacio que se fue afuera por muy poco. ¿Estudiantes? Tuvo una sola clara y Galván la tiro arriba desde el punto penal.
Se venía el segundo tiempo y debo admitir que yo estaba bastante preocupado: Boca jugó muy bien pero la diferencia era de tan solo un gol. Por suerte, los xeneizes tuvimos que "sufrir" tan solo 11 minutos, ya que Palacio agarró un rebote y puso un poco más de justicia en el marcador. De allí en más, monólogo bostero. Otra gran jugada de Palacio fue aún mejor resuelta por Insúa, quien no pudo rematar de primera pero cuando muchos pensamos que se le iba larga sacó de su galera un taquito goleador (¡poema de gol!). Y sobre el final, entró el Guille y en la primera que tuvo la mandó a guardar: 4-0.
Repito: quizás el de hoy haya sido el mejor partido de Boca en el campeonato, pero aún quedan 180 minutos para alzar el título. Aunque claro está, la familia xeneize (jugadores, cuerpo técnico, dirigentes e hinchada) se merece ser campeón.

Etiquetas: